Todos lo hemos hecho, cada año hacemos resoluciones de año nuevo, nos comprometemos con nosotros mismos a llevar una vida más saludable; algunos se ponen como plazo el próximo 31 de diciembre, otros son menos soñadores y se ponen un límite de seis meses, y otros son realistas y declaran que su dieta la llevarán a cabo durante todo el mes de febrero. Lo verdaderamente importante es cumplir con nuestras expectativas propias, y superar las metas que nos ponemos; sean cuales sean.
Para cerciorarnos de que el año entrante sí serán tomadas con seriedad las pautas para mejorar la calidad de vida, me he dispuesto a ayudar a todo aquel que quiera reafirmar su fuerza de voluntad. Entonces, ¿qué debemos hacer si queremos llevar un 2017 más saludable?

Bebe más agua

¿Alguna vez te has puesto a investigar sobre los beneficios de tomar agua? Beber agua acelera el metabolismo, mantiene tu cuerpo hidratado, mejora la circulación de la sangre, previene la trombosis y ayuda al funcionamiento renal. ¿Te parece poco? Tomar agua te ayuda a lucir una piel mejor, más fresca y más saludable. Se recomienda que el ser humano ingiera dos litros de agua al día, los cuales deben ser medidos entre los vasos de agua natural y el agua que contienen los alimentos a consumir.

Reduce el uso de sal, azúcar y grasas en lo que ingieres

Sabemos que todos los excesos son malos, por eso te aconsejo que disminuyas la cantidad de sal, azúcar y grasa en tus comidas y bebidas. Por si no lo sabías, reducir la sal ayuda a prevenir la hipertensión arterial, y a controlarla en caso de padecer de ella; el alto consumo de grasas puede contribuir a la obstrucción de las arterias y, por ende, a afectar el buen funcionamiento del corazón; y reducir los carbohidratos, entre ellos los azúcares y las harinas, ayuda a mantener el control de grasa corporal en sus niveles promedio.

Realiza tus chequeos médicos correspondientes

¡Debemos saber cómo está nuestro organismo! Por eso, es justo y necesario que, al menos una o dos veces al año, consultemos a nuestros médicos generales o internistas. Todos debemos chequearnos, especialmente los mayores de 40, debemos cerciorarnos de que todo fluye correctamente y que no tenemos nada de qué preocuparnos.

¡Saca el estrés de tu vida!

Con el pasar de los años, aumenta la cantidad de veces en que estamos estresados durante el día. El estrés es considerada una enfermedad psicosomática, ya que afecta directamente al organismo, a causa de lo que ocurre en nuestra mente. Es importante aprender a mirar el lado positivo de las personas, de las cosas y de las situaciones; aceptar nuestros errores y entender los de los demás, tener presente que todos nos equivocamos y que lo importante es demostrar el interés de aprender cada día más. Hay miles de formas de difuminar el estrés cotidiano: sal a divertirte con tus amigos, entra en contacto con la naturaleza, escucha música si sientes que se te esta acabando la paciencia, incluso consigue una mascota; liberarte de lo que te intoxica el alma te ayudará a llevar una vida más saludable, tranquila y feliz.

Camina, ponte en movimiento

Para nadie es un secreto que es necesario hacer ejercicio para llevar una vida sana; pero la generación de hoy día nos ha demostrado que el tiempo es oro, por eso ha disminuido el número de personas que dedican horas de su día al esfuerzo físico. A pesar de ser víctima del horario de oficina, de ser la cabeza de la familia, o de dedicar tu tiempo a otras cosas, ¡no todo está perdido para ti! Caminar una hora diaria ayuda al corazón a mantenerse en buen funcionamiento; puedes hacerlo antes de salir a trabajar, cuando regreses, o, incluso, durante tus horas de trabajo; eso queda de tu parte, lo importante es que te dediques el tiempo que mereces para vivir plenamente.

Cambia tu rutina

Se nos va la vida entre trabajar, revisar nuestras redes sociales y conservar la rutina diaria; la cual, si bien es cierto que nos da una sensación de estabilidad, puede ahogar nuestro sentido de la aventura. Ir a reuniones sociales, salir con amigos, leer un libro, escuchar la música que te gustaba cuando eras niño, ver una película, ir a un parque, planificar un viaje con personas que amas y complacer un antojo dulce te darán una recarga energética para poder continuar con tus deberes, sin sentir que la vida se te escapa. Dedícate tiempo a ti mismo de vez en cuando, lo mereces.

Ríe y sonríe

Charles Chaplin dijo alguna vez que “un día sin reír, es un día perdido”, y no se equivocó. Bien sea que te encuentres solo y te rías por un recuerdo feliz, que rías junto a tus amigos, que te rías de ti mismo o que te rías de la vida, tu día dará un giro importante para mejor. Reír es la mejor medicina, y debes encontrar siempre motivos para hacerlo; tanto en las cosas grandes de la vida, como en los detalles que pasan más desapercibidos.

Así que ya lo sabes, ya tienes algunos consejos para hacer de tu 2017, el año de tu vida. ¿Estás dispuesto a hacerlo realidad? Preocúpate por ti mismo sin necesidad de vivir angustiado, date la atención y cariño que necesitas y ayúdate a ayudarte.

También puedes leer: Consejos para una navidad mas saludable