Un cálculo renal es una concreción sólida que se forma en el riñón a partir de partículas que se encuentran en la orina y pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf, generalmente son de color amarillo o marrón. Si es pequeño, el cálculo se puede eliminar de forma natural a través de la orina, sin embargo, existen algunos tan grandes que pueden bloquear el paso de los fluidos y generar un intenso dolor.

A pesar de que solo en la consulta urológica se puede detectar la presencia real de un cálculo renal, existen una serie de síntomas que pueden ayudarte a detectarlo, estos son los 5 síntomas más frecuentes de que tienes un cálculo renal:

 

Recomendado: La importancia de consumir agua

Dolor intenso (cólico renal)

Dolor agudo en la zona lumbar y el costado (la parte del cuerpo desde las costillas hasta la cadera). Si el cálculo no está en el riñón sino en el uréter, puedes sentir dolor en la ingle o el muslo. Los hombres también pueden tener dolor en los testículos.

 

Color anormal en la orina

El color natural de la orina es amarillo claro. Si esta se torna  turbia, oscura o de color sangre es muy probable que tengas algún tipo de enfermedad, puede ser hepática o renal, incluyendo cálculos.

 

Fiebre

En caso de fiebre alta debes acudir inmediatamente al médico.

 

Vómitos y náuseas

Síntomas frecuentes provocados por el cólico renal y en parte por la ingesta de analgésicos para aliviar el dolor.

 

Sangre en la orina

La mejor forma de evitar los cálculos renales es manteniendo una dieta balanceada e ingiriendo al menos 2 litros de agua al día. Sin embargo, si llegas a sufrir este conjunto de síntomas debes ponerte en contacto inmediato con tu urólogo de confianza, recuerda que un cólico renal es una situación de urgencia y nunca debe desestimarse.

 

Si quieres conocer aún más sobre este tema, te invito a leer este post